martes, 14 de octubre de 2014

Empatía


18 comentarios:

Box up my bones dijo...

mmmm hay que suponer que el vivir la vida facil de la parte del problema no te hace parte del entendimiento del dolor?

Philippe Delteil dijo...

JAjajajajajajaja..

Marcelo dijo...

Esta bien el titulo dice claramente Empatia..jajajaj bien bueno. Saludos

Berson becerra manes dijo...

Pucha, que atroz ,pobrecitos empresarios del rubro gastronómico ya nadie los va dejar contar los billetitos tranquilos, san augusto,espíritu de Milton Friedman acude a nuestro socorro en este via crucis regulador y totalitarisista....

wiripiri dijo...

Vivo en Providencia y al frente de mi edificio hay una botilleria. Sus horarios de mierda sólo nos traían problemas y malos ratos.

Favio Roxio dijo...

Vivo en providencia y tendre que trasladarme a otras comunas para poder pasar un buen rato, solo por la ineficacia en la administracion de seguridad de esta señora. Empatia

mauro diaz peña dijo...

No vivo en Providencia y no me importa. Empatía.

Sémola dijo...

¿Alguien me explica la talla? Lo digo en serio, no es sarcasmo, no cacho la volá.

Anónimo dijo...

Vivo en Providencia, voté por esta señora, soy DJ y la verdad ha sido el peor error democrático que he cometido en mi vida de votante. Es una total decepción y espero que todo mejore ya que esta decisión se tomó por la presión de 5 viejas con mucho tiempo libre que pasan todo el día molestando en la municipalidad.

mariapaz mujicacortes dijo...

podemos estar o no de acuerdo con el cierre de botillerias y locales nocturnos pero de ahi a hablar de DICTADURA, es un poco exagerado entiendo lo que pasaron muchisimas familias en ese periodo. Ojala para ellos hubiese sido solo que no los dejaran weviar hasta mas tarde.

Anónimo dijo...

Al tiro a hecharle la culpa a las mujeres...nada que ver. Supongo que con labestia estabas mejor? Es tan difícil ponerse el el lugar de otros? Media huevada tener que cruzar la calle...Poobrecitooos! Se nota que ninguno de los que reclaman trabaja. Toda mi empatía a los vecinos de Providencia. Saludos, Clau.

Anónimo dijo...

pero entonces la culpa fue suya de no asistir a las votaciones ni mucho menos decirle a los demas que votaran en contra, el error no estuvo en votar por ella, su error estuvo en no seguir participando, saludos

Anónimo dijo...

Lo cierto es que hay una mayoría que fue a votar y se eligió esa opción... Los reclamos a la FIFA no mas... saudades.

Anónimo dijo...

Hubieses enfocado el asunto desde otra perspectiva de chiste. Te quedó fome.

Anónimo dijo...

Tan progres y tan delicados de cutis q son algunos comentarios de arriba..... está bien parar el carrete temprano, seguro q traerá buenas cosas // y está buenísimo le chiste!!! jajaja !!

Pableras García, Diseño e Ilustración dijo...

Estimado Don Mala imagen:

Las decisiones que se tomen en Providencia me tiene sin cuidado, ya que soy un fiel creyente de que cada comunidad debe decidir su destino, sin embargo, igual entiendo a las personas que tienen una botillería ¿Por qué? Ellos deben competir con los supermercados, me refiero a las grandes cadenas de supermercados, y el único horario en que pueden hacerlo, es precisamente después de las 22 horas, por lo tanto, al aplicar determinadas restricciones, provocas bastante daño a quienes están "dando una pelea a los grandes consorcios". Ahora bien, no estamos hablando de una lucha con ribetes ideológicos propiamente tales, pero en los hechos, estamos presenciando el fin de los antiguos almacenes de barrio, donde los dueños (por lo general, una familia) conocen a sus clientes, en desmedro de las grandes tiendas donde nadie te saluda, salvo, para pedirte un peso para una fundación o para saber si acumulas puntos.

Respecto al cierre de locales, como bares y restoranes, ignoro cual es el horario que se está planteando, pero todos sabemos que Providencia es precisamente la comuna que concentra la mayor cantidad de vida bohemia de la capital, el resto está desperdigado en diferentes puntos donde la calidad del servicio ofrecido es malo, partiendo por las distancias y la inseguridad. En cambio en Providencia, existe un buen sistema de transporte asociado, relativa seguridad y cercanía a muchos otros puntos de interés. Es por ello que al aplicar una restricción severa, el resultado es un castigo igual de severo a la actividad turística que genera bastantes ingresos, en este mismo caso: al municipio y le agrega valor agregado a la ciudad de Santiago en general.

Como ejemplo menciono lo que ocurre en Guayaquil, ciudad que conozco bastante. Ahí se aplicaron las mismas medidas restrictivas, y el daño se tradujo en el cierre de cientos de locales y la destrucción de varios barrios bohemios. Aumento la seguridad, si, aumento un poco, pero a las 2 am está todo cerrado y uno queda ahí todo aburrido, sin poder salir a ningún lado. Desde la perspectiva del turismo, eso es nefasto y la señora Josefa no lo entiende.

Creo que existen otras formas de mitigar determinados problemas que son colaterales al consumo irresponsable de alcohol. Y claro, también entiendo que es bien ridícula la situación donde un grupo de cuiquitos hijitos de papá comparen esto con una dictadura, pero igual encuentro que las medidas que se están tomando, están mal.

Saludos.

Anónimo dijo...

No vivo en providencia... y me importa un pico. EMPATIA

Anónimo dijo...

Tampoco vivo en providencia y me importan un pico los weones curaos.